file-20190710-44466-ajoxln.jpg.webp

La crisis climática es el síntoma,
la enfermedad es el capitalismo.

Conoce más

Los países ricos son responsables del cambio climático

El Norte global es responsable del 92% de las emisiones en exceso causantes del cambio climático. Por el contrario, la mayoría de los países del Sur Global están dentro de sus cuotas equitativas de límites.

El 1% más rico emite más del doble que la mitad más pobre

El 1 % más rico fue responsable del 15 % de las emisiones entre 1990 y 2015, es decir, más que toda la población de la Unión Europea y el doble que la mitad más pobre de la humanidad (responsable del 7%).  

¡La crisis climática es lucha de clases!

Desde 1970, el mundo está en déficit ecológico

La humanidad actualmente está utilizando la naturaleza 1,75 veces más rápido de lo que los ecosistemas de nuestro planeta pueden regenerarse. Es decir, estamos consumiendo lo equivalente a 1,75 Tierras. Este déficit es posible porque estamos agotando nuestro capital natural, lo que compromete la seguridad futura de los recursos de la humanidad. 

No heredamos la Tierra de nuestres ancestres, ¡la están robando a nuestres hijes!

Los costos de este consumo ecológico global excesivo son cada vez más evidentes en forma de deforestación, erosión del suelo, pérdida de biodiversidad o acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera, esto último conduce al cambio climático y a fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes.

Los países ricos tienen mayor huella ecológica

¿Cuántas Tierras necesitaríamos si todo el mundo viviera como les habitantes de…? 

Emisiones del 10% más rico de México

El transporte del 10% más rico de México es motivo de especial preocupación: las emisiones de CO2e del transporte privado del decil más rico representan 12.1% del total de emisiones.

¿Es realmente la transición energética la solución a la crisis?

En Viernes por el Futuro México denunciamos que la narrativa impulsada por gobiernos y organismos internacionales que afirma que la crisis socioecológica es un simple problema de transición energética ha sido impuesta para proteger la lógica básica de nuestro sistema económico y, por ende, los intereses de la clase dominante. 

Las emisiones de carbono por sí solas no son el problema, es la contradicción capital-naturaleza: el capitalismo requiere la expansión indefinida de la producción para sobrevivir, provocando la destrucción de los ecosistemas y, por lo tanto, el colapso ecológico. 

El capitalismo, y específicamente el imperativo del crecimiento capitalista, es la causa principal del colapso ecológico. Este sistema económico produce déficit ecológico y desigualdad porque el mecanismo fundamental del crecimiento capitalista es que el capital debe extraer (de la naturaleza y del trabajo) más de lo que da a cambio para poder acumular.